“tanda de barrigones que duermen todo el día”: Así son los bomberos según el Alcalde de Bucaramanga

Los señalamientos del alcalde Rodolfo Hernández Suárez se dieron luego de que un ciudadano preguntara, por Facebook Live, el motivo por el cual no se han retirado unas vallas publicitarias cuando existe una orden judicial al respecto.

Para despejar esta inquietud, Hernández Suárez llamó a la secretaria de Interior, Alba Azucena Navarro. En la conversación, que quedó registrada, la funcionaria respondió que no se ha podido hacer el desmonte de algunas vallas publicitarias “porque no tenemos curso de altura para las personas que deben bajarlas”. Igualmente señaló que los bomberos dijeron en una ocasión “no tener curso de altura”.

Al parecer para el mandatario fue absurda la respuesta que recibió por parte de la Secretaria, por lo que empezó a hacer cuestionamientos como: “¿Y los bomberos? ¿Cómo hay bomberos sin un curso de altura? Eso es paja… yo no creo ese cuento. Lo que pasa es que lo que yo no pregunto todos los días no se hace, esa es la cultura que tienen ustedes. Y me toca estarle preguntando a 1.500 funcionarios no más de la Alcaldía. Eso es para volverse uno loco, estar arriando. Vamos a llamar a ver qué es lo que pasa”.

De inmediato Hernández Suárez llamó al director de Bomberos, Diego Rodríguez, a quien le hizo la polémica declaración y que escucharon varios ciudadanos. “Diego es que tenemos que retirar unas vallas por orden de un juez y me dice Alba Azucena que usted dijo que no las retiraba porque tenía una tanda de barrigones allá de Bomberos que no eran capaz de subirse ni al taburete”.

Sin retractarse de lo dicho el mandatario siguió haciendo señalamientos como: “Entonces todos esos gordos enflacaron o qué? ¿Todos esos gordos ahora hicieron dieta y están unos tarzanes? Qué vamos a pagar teniendo esos barrigones ahí durmiendo todo el día”.

Antes de finalizar la llamada con el Director de Bomberos, Hernández Suárez le dio la orden al funcionario de programar el desmonte de las vallas publicitarias con la Secretaria de Interior. “Necesito que el sábado estén todas desmontadas”.

En días pasados la Procuraduría General de la Nación, PGN, suspendió e inhabilitó al Alcalde por dos meses, precisamente por “tratar con irrespeto, sin imparcialidad y falta de rectitud” a un funcionario. Pese a esta decisión de la PGN, el mandatario local dijo que continuará en su cargo hasta que la Sala Disciplinaria de la Procuraduría resuelva el recurso de apelación.

VANGUARDIA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *